Preguntas Frecuentes


Eso es lo que nos decíamos la mayoría de nosotros, cuando comenzábamos a darnos cuenta de que teníamos problemas por nuestro modo de beber. En el mejor de los casos, creíamos que el alcoholismo era un mal hábito; en el peor, que era una señal de debilidad de carácter. De todos modos, era algo que asociábamos con las personas ancianas o de edad madura. Sin embargo, estábamos olvidándonos de un hecho importante:
El alcoholismo es una enfermedad y, como la mayoría de las enfermedades, males cardiacos, tuberculosis, cáncer, puede atacar a personas de cualquier edad.
Así pues, se trataba de una enfermedad, a la que no éramos inmunes. Por lo tanto, todos nosotros tomamos individualmente una decisión: “Si no soy demasiado joven para ser alcohólico, entonces soy lo bastante grande para hacer algo al respecto”. Lo que hicimos, para poder aprender más sobre alcoholismo y sobre nosotros mismos fue ir a Alcohólicos Anónimos.
En Alcohólicos Anónimos, no somos profesionales en el campo del alcoholismo, solo compartimos nuestras experiencias y llevamos la buena nueva a los alcohólicos que necesitan y quieren dejar de beber.
Los tipos de bebedores y características del alcohólico son tomadas en base a la experiencia de miles de personas que han sufrido los mismos síntomas y se han recuperado en AA.
Alcohólicos Anónimos nunca tendrá carácter profesional... (Octava Tradición) Las definiciones aquí citadas, son tomadas de los profesionales de la medicina.

        
Sólo usted puede tomar esta decisión. A muchos de los actuales miembros de A.A. les habían dicho que ellos no eran alcohólicos, que sólo necesitaban más fuerza de voluntad, un cambio de ambiente, más descanso o algunas distracciones nuevas para recuperarse. Finalmente se dirigieron a A.A. porque sentían sinceramente que el alcohol los había derrotado y que estaban dispuestos a probar cualquier cosa que los librara del incontrolable deseo de beber. El autodiagnóstico puede ayudarle a descubrir si tiene problemas con su manera de beber.
No, Alcohólicos Anónimos no cuenta con internamiento, no ofrece motivación inicial para la recuperación de los alcohólicos, ni trata de persuadir a nadie para que pertenezca a la agrupación. El único requisito para pertenecer a un grupo es tener el deseo de dejar de beber, los grupos son de puertas abiertas, la asistencia es voluntaria y nuestros servicios son gratuitos.
Hasta donde ha podido determinarse, ningún alcohólico ha vuelto a dejar de serlo. El solo hecho de haberse abstenido del alcohol duran te varios meses o años, nunca ha sido suficiente para que un alcohólico pueda beber “normalmente” o socialmente. Una vez que el individuo ha traspasado la frontera entre beber mucho y beber irresponsablemente, no puede volver atrás. Pocos son los alcohólicos que deliberadamente tratan de beber hasta hallarse en apuros, pero los apuros y molestias parecen ser la consecuencia inevitable que espera a los alcohólicos.